COCINA ITINERANTE EN PABELLÓN AMOR DE CHILE


29744512_1987722514813790_5470509565668858121_o

Abrir espacios para el reconocimiento de las culturas e identidad que nos define como región, es la premisa del pabellón “El Amor de Chile”, instalado a los pies del cerro Ñielol en Temuco, reconociendo en la gastronomía un arraigado sentido de pertenencia según sea el territorio y su gente.

Es por esto que el pabellón, administrado por la Agencia Regional de Desarrollo Productivo, sintió la necesidad de darle un mayor sentido a la cocina del restaurante -habilitada en su interior para la exhibición en la Expo Milán 2015, donde fue una de las más visitadas-, impulsando una “cocina itinerante” con identidad regional, por donde pasarán los próximos meses mientras se define la licitación oficial del restaurante, según indican desde la Agencia de Desarrollo, distintos emprendedores(as) gastronómicos que rendirán tributo a la excelencia de productos artesanales y creaciones culinarias de autor, sustentadas en el rescate de comidas tradicionales y ancestrales en La Araucanía.      

Frente al inicio del fin de semana santo, el menú de “El Amor de Chile” ofrecerá sabores que evocan el aroma fresco del mar y de los nobles productos que se extraen del borde costero de Puerto Saavedra, con exquisitos platos como el ceviche de pejerrey con ulte y cochayuyo, paila marina, salmón y reineta preparadas con distintas cocciones, ceviche fresco y entradas choritos con salsa verde, entre otras creaciones de la chef mapuche lafkenche Leticia Silva Cayun, de la cocinería “Margarita”, en el centro gastronómico de Saavedra.

“Es un privilegio el poder mostrar nuestra comida lafkenche en este Pabellón (…) Como familia mapuche hace años rescatamos alimentos del mar como algas como el ulte, el luche y la alua, que son productos sanos consumidos por los lafkenches que siento deben volver a la mesa en distintas preparaciones”, dijo Leticia Silva, quien junto a su socia Rosa Nahuelcoy cocinan por ahora exquisitas preparaciones en el pabellón, las que han sido de todo el gusto de comensales de distintos lugares del país y el mundo que lo visitan.

“Para la gente de acá (Temuco) es novedosa la comida lafkenche, reconociendo el valor cultural que hay detrás de cada plato que servimos con cariño, en que utilizamos productos frescos y naturales que les compramos directamente a pescadores y ñañas (abuela en mapudungun) de Saavedra que cultivan sus huertos orgánicos, buscando los mejores ingredientes porque queremos instar a que se vuelva a comer como antes (sano)”, comentó Rosa Nahuelcoy sobre el desafío de rescatar las tradiciones culinarias ancentrales de su pueblo.